Principio móvil de la gestión de riesgo.

"Cuando se cree tener el escenario controlado, este cambia repentinamente"